Características de la Mediación

Mediación

Síntesis de las características generales de la mediación:

Confidencial

El proceso de mediación se gestiona con las máximas garantías de confidencialidad, pues se vierten informaciones personales, y en algunos casos íntimas, de los diferentes miembros implicados en el conflicto.

Es voluntaria

Todas las partes implicadas en la situación conflictiva acuden a mediación con la exclusiva voluntad de solucionar sus problemas, por tanto lo hacen de manera libre y así habrá de dejarlo constar desde el minuto uno del inicio del proceso.

Está orientada a las soluciones

El objetivo de la mediación es alcanzar acuerdos satisfactorios, no llevar la razón.

Por este motivo, aunque en algunos momentos del proceso se permite a la persona ir al pasado, expresar el dolor por asuntos no resueltos, se debe tener en cuenta que este proceso está diseñado para mirar hacia delante, para dejar de poner la mirada en el error, en la frase no dicha, en el reproche. Por tanto invita al desahogo, para resolver, pero no a enzarzarse en disputas o temas vistos, una y otra vez.

Rápida

Es un proceso con una duración máxima de 8-10 sesiones, según sea la naturaleza del conflicto, y según los intereses y necesidades de las partes.

Económica

La mediación resulta más económica que iniciar un proceso judicial, con todos los costes que conlleva, y con todos los profesionales implicados.

A menudo el coste a nivel personal- emocional es muy elevado, generando auténticos estragos y cuadros de sintomáticos en las relaciones.

Favorece la continuidad de las relaciones

Cuando un conflicto se resuelve con la victoria de una de las partes sobre la otra, es muy difícil mantener algún tipo de relación. Sin embargo, hay enredos o conflictos que una vez solucionados con el beneplácito de ambas partes, bajo el esquema de: “si yo gano, tú ganas – si tú ganas, yo gano”, es posible restablecer la relación desde un nuevo marco, o incluso redefinirla para adaptarla a las nuevas circunstancias. Esto puede ser muy beneficioso sobre todo cuando la mediación se da entre los miembros de una familia.

Las relaciones pueden verse afectadas por los conflictos, pero los vínculos son para siempre.

Es beneficiosa para los hijos, en caso de ruptura de los padres

Puesto que papá y mamá siempre viven en el corazón de los hijos, para ellos es mucho más fácil integrar los cambios de la familia cuando pueden permanecer al margen de los asuntos de sus padres, así como a la vez comprueban que ellos gestionan el cambio de manera constructiva; de forma que en lugar de derribar puentes, los construyen.

Esto es garantía de que haya un mayor equilibrio para los hijos en el futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s