Pautas para relacionarme eficazmente con mi hijo-a.

Pautas para mejorar la comunicación con adolescentes.

Los principios básicos de unos padres razonables son querer a tu hijo y confiar en el, establecer límites razonables y claros, combinar control con independencia, ser firme y justo y aceptar a tu hijo como individuo.

Si eres de los padres que tienen la costumbre de fijarse solo en lo que tu hijo hace mal y criticarle por ello debes saber que este modelo de atención a lo negativo no hace mas que empeorar las cosas, ya que los adolescentes empiezan a tener la sensación de que lo hacen todo mal y llega un momento en el que están hartos de que sus padres solo se dirijan a ellos para quejarse, y comienzan a ignorarlos. La frustración y el enfado de los padres van en aumento a medida que todos sus esfuerzos por lograr un cierto desarrollo en sus hijos no tienen fruto. El comportamiento y la comunicación siguen deteriorándose y mientras tanto, los adolescentes buscan la atención positiva y el apoyo de otras personas que en ciertos casos, no son las más recomendables.

 ¿Cómo puedo hacer para que esto cambie?

El primer paso es evaluar los buenos comportamientos de tu hijo. Cualquier cosa de carácter positivo que haga tu hijo. En definitiva centrarse en lo positivo.

Aunque tu hijo aparente en ocasiones que no le importan tus apoyos o elogios, en realidad si le afectan. Las palabras agradables tienen una gran importancia. Proponte hacerle ver a tu hijo que eres consciente de sus esfuerzos y que estos son recompensados de algún modo.

Si mezclas los elogios con la crítica, provocas en tu hijo la desmotivación y una posible actitud de sospecha hacia ti. Cuando seas positivo y le prestes tu apoyo, tu hijo puede temer que la felicitación venga seguida de la crítica y la sugerencia. Por ejemplo, imagínate que  tu hija recupera las asignaturas que tenía pendientes. Enseguida le haces ver lo orgullosa que estas de ella, pero no debes acompañar este comentario con frases como, si hubieras estudiado antes, ¿no crees que hubieras aprobado sin tener que ir a recuperación? En lugar de este comentario, muéstrele tu apoyo por un trabajo bien hecho y deja las sugerencias para otro momento. Si mezclas elogios con crítica, es posible que a tu hija no le guste nada esta actitud.

Con el objetivo de practicar una actitud positiva, proponte decirle algo positivo a cada miembro de la familia todos los días. Si la rutina matutina ha ido bien, podrías decir algo como: Esta mañana ha sido fantástico, estoy muy contenta, sin añadir ¿crees que esto se repetirá mañana? Se breve, conciso y sobre todo, completamente positivo.

Los adolescentes que escuchan las cosas positivas que hacen, en lugar de las negativas, aprenden a creer en ellos mismos. Empiezan a darse cuenta poco a poco que pueden hacer grandes cosas y que no siempre cometen errores. Cuando se acostumbran a escuchar elogios de sus padres, ellos mismos empiezan a animarse.

Convivir día a día con mi hijo adolescente de forma positiva.

  • Empieza el día con una actitud positiva. Es importante tener una mañana tranquila y sin problemas. Desearles un buen día a tus hijos cuando se van, es un buen detalle.
  • Muestra interés por ver que tal han pasado el día. Evita los interrogatorios y las inquisiciones y en su lugar, escucha y muestra interés.
  • Proponte que ese rato sea el momento de tu hija/o y mantente siempre dispuesto a escuchar, ya compartáis el silencio, una broma o una conversación absurda, al estar juntos y reconoceros mutuamente de una forma positiva, os estáis uniendo y comunicando eficazmente. Para construir y fortalecer la relación con tu hijo, es una buena idea empezar por temas circunstanciales y carentes de conflicto, para luego pasar a los más conflictivos y emotivos.
  • Haz las comidas gratificantes. Os recomiendo que comáis siempre juntos y tratéis de hacer que ese momento sea placentero. No pongas a nadie en una situación desagradable, ni insistas en que tu hijo/a te cuente como le ha ido el día. Si lo acosas para que hable provocaras el efecto contrario. Puedes probar a iniciar una conversación, siempre que estés dispuesto a debatir opiniones contrarias a las tuyas. También puede ser un momento para que tú comentes como te ha ido el día, de esta forma tu hijo se da cuenta de que tú también tienes días buenos y malos como todo el mundo
  • Termina el día bien. El final del día es una buena oportunidad para comunicarte con tu hijo y darle las buenas noches.
  • Si planificas alguna actividad para realizar con tu hijo, lo importante es que disfrute del tiempo que pasa contigo. No sacar problemas a relucir durante este tiempo.

Aplicar castigos de forma correcta.

Utiliza los castigos durante cortos periodos de tiempo. Los castigos funcionan mejor si se usan de forma ocasional y por poco tiempo. Hay muchos padres que recurren a largos castigos como no dejar salir a sus hijos durante un par de semanas. En estas circunstancias, muchos padres terminan levantando el castigo ante la insistencia de los hijos. Esto hace que el adolescente aprenda  que el castigo se pude levantar si se  pone pesado, y que ante este comportamiento que es negativo va a conseguir lo que quiere, que es salir de casa. Los castigos se deben reservar para situaciones graves, si se utilizan demasiado pierden su eficacia.

No importa lo enfadado que estés con tu hijo. No lo amenaces con violencia, ni abuses de el psíquicamente mediante la intimidación o las reprimendas. Aunque éstas tácticas parezcan funcionar a corto plazo, te estas engañando a ti mismo. A largo plazo, el uso de la fuerza, es contraproducente y provoca más problemas de los que solucionan, ya que se hieren sentimientos y el odio se intensifica en ambas partes. Los adolescentes pueden llegar a alejarse más de sus padres e incluso a ser mas rebeldes.

Los castigos imposibles y carentes de sentido, como eliminar eternamente algún privilegio, pueden dañar tu autoridad y hacer disminuir tu credibilidad. Cuando actúas sin reflexionar, tu castigo puede tener más que ver con el estado de animo que tienes que con la infracción o la gravedad real del delito. Cuando te sobrepasas, cosa que nos ocurre a todos, necesitas recomponerte, disculparte y esforzarte en llegar a una solución más razonable. Si te notas muy furioso, respira hondo y tomate el tiempo que necesitas para decidir el castigo adecuado. Puedes decir algo como, ahora estoy demasiado enfadado para poder razonar claramente, tengo que meditar sobre lo que has hecho y considerar el castigo que te voy a imponer. Esto servirá también para que él o ella reflexione sobre lo que ha hecho.

Nunca debes invadir la privacidad de tu hijo. Es mejor que hables con él sobre lo que te preocupa. No le acuses, limítate a comentarle que estás preocupado por un determinado aspecto y escucha atentamente lo que te dice. Cuanto más hables con tu hijo sobre asuntos problemáticos, mejor será para ti y para el.

En lugar de prohibir, muéstrate accesible para hablar con él/ella de los temas que le interesan. Debe estar a gusto cuando hable contigo, sobre todo cuando tratéis de los temas que le preocupan. Si tu hijo ve que sus padres son abiertos y cariñosos, se mostrará más comunicativo.

 Qué hacer cuando mi hijo/a ha cometido una infracción grave.

Si tu hijo comete alguna infracción grave, como fumar, beber alcohol, fumar hachis, robar; cuando te percates por primera vez de algo así, te recomiendo que sigas los siguientes consejos:

  • No te muestres excesivamente enfadado o alterado. Que lo haya hecho una vez no significa que lo vaya a hacer el resto de su vida.
  • Dile a tu hijo de una forma objetiva y práctica qué hizo mal. Te recomiendo que recurras a dejarle sin salir un fin de semana por lo que hizo mal.
  • Deja claro que no quieres que se vuelva a repetir y hazle saber lo decepcionado que estas por su actitud. Pregúntale si entiende tu enfado. Si  su respuesta es afirmativa, adopta una actitud positiva y muéstrale que confías en que no se volverá a repetir.
  • Si no entiende tu enfado, explícale la razón por la que consideras errónea su acción, pero no intentes convencerlo/a para que se muestre de acuerdo contigo.
  • Da una idea general de los castigos aplicables si se vuelve a repetir la infracción.
  • No lo sermonees, ni le apliques adjetivos negativos generalizados y nada específicos, como inmaduro, irresponsable, irrespetuoso o mentiroso. Sustituye estas palabras por frases calmadas en las que indiques la consecuencia que corresponde a la infracción cometida.

Confiamos que incluir esta forma de relacionaros en vuestra dinámica familiar os ayude a allanar el terreno para crear un clima familiar idóneo, en el que la comunicación con vuestros hijos/as sea positiva y efectiva.

Francisco Góngora.

Anuncios

4 thoughts on “Pautas para relacionarme eficazmente con mi hijo-a.

  1. Hola, tengo muchos problemas para relacionarme con mi hija. Estoy segura de ser yo el problema, porque ella tiene apenas 3 años y medio. Siento que la reto mucho, siento una carga muy pesada de exigirle a ella como hija y a mi como madre. No puedo disfrutar de ella diariamente xq estoy demaciado concentrada en hacer todo a horarios y perfecto. Me siento muy mal por retarla tanto y al mismo tiempo siento que no hay otra manera de que me haga caso. Siempre que uno le habla se diistrae muchisimo con cualquier cosa, tarda mucho para comer porque se pone a hacercualquier cosa en la silla o a jugar con algo, nunca quiere comer, y aunque come sin objeciones solo lo hace si se lo decimos a cada rato, al final le terminamos dando de comer nosotros. Lo smimo sucede con cualquier cosa que le pidas, se distrae con cualquier cosa y siempre termino retandola. Ni hablemos de que no puede mirar la tele sentada y siempre esta saltando en los sillones o ensima de mi y mi pareja o simplemente saltando y golpeandose muy fuerte. Nose que hacer!

    1. Hola Victoria. Primero disculpas por no responder a tu consulta. Hemos estado trabajando en otros proyectos y no hemos podido dedicar tiempo a el blog de Resuelve ahora. Por lo que nos cuentas, tu hija tiene 3 años y es muy normal que su comportamiento sea distraído y que le cueste hacer las cosas que le pides ya que aún no ha aprendido a seguir pautas y mucho menos a hacer las cosas perfectas como quieres. Los niños/as tienen un proceso de aprendizaje y si le exiges demasiado puedes causarle frustración, al sentir que nada de lo que hace lo hace bien. Intenta no prestar tanta atención a las cosas negativas que hace tu hija, ya que se puede acostumbrar a llamar la atención de esta manera ya que sabe que le haces demasiado caso. Concéntrate en aquellas cosas que hace bien y felicítala por ello. Sobre todo, relájate y disfruta de tu hija, seguro que podéis pasar miles de momentos maravillosos juntas. Un saludo y mucho ánimo.

  2. Mi hija tiene 12 años. Siempre ha sido buena estudiante, pero al comenzar la ESO ha suspendido 3 asignaturas. Ella estudia y se esfuerza pero no consigue resultados. Me da miedo que se desmotive y baje su autoestima. No se si debo castigarla sin darle algo que a la ilusiona en los reyes, con el fin de que se esfuerce aún más, pero me da miedo que se hunda y se desmotive.

    1. Hola Ben. Por lo que dices, parece que a tu hija le está costando adaptarse a este nuevo cambio y se trata de algo normal, ya que el nivel de exigencia es mucho mayor. Si ves que tu hija se está esforzando, no sería recomendable aplicarle un castigo como el que sugieres. Mi recomendación es que la animes, recompenses sus esfuerzos y pactar con ella que obtendrá su regalo y a cambio tendrá que esforzarse más para alcanzar mejores notas. Tienes que confiar más en ella y premiar también el desempeño, no solo el resultado. Si crees en tu hija y se lo haces saber, ella aprenderá a creer y en si misma y su autoestima mejorará y poco a poco empezará a lograr mejores calificaciones. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s