Como explicar a los hijos/as la separación o divorcio de los progenitores.

Imagen

Ayudar a un niño a comprender las razones de la disolución de un matrimonio no es tarea fácil y es por ello por lo que es importante tratar de buscar la mejor forma de comunicar a un hijo el divorcio de sus padres así como lo que no hay que decirles, ya que se considera que esto último es igual o incluso más importante que lo anterior.

  •  Primero elegirán el momento idóneo.

– Tiene que ser un momento tranquilo en el que tanto usted como su cónyuge estén sosegados y cuando toda su familia tenga mucho tiempo por delante para poder hablar sin prisas y sin interrupciones.
– Nunca elija la hora de irse a la cama ya que el niño no podrá conciliar el sueño tras la noticia. Tampoco es un buen momento antes de salir de casa ni cuando vaya a dar comienzo un nuevo periodo escolar.

  •  Intenten no mostrarse excesivamente preocupados y no pierdan el control: a los niños les afecta mucho ver llorar a sus padres y se mostrarán poco dispuestos a hacer preguntas o a exteriorizar sus sentimientos para terminar cuanto antes con la conversación y con las lágrimas de los progenitores. Es por este motivo por el cual los dos miembros de la pareja  deberán de mostrarse seguros de la información suministrada ya que así los niños reaccionarán con una mayor confianza.
  •  Es muy importante que le presenten la ruptura como una decisión tomada de forma conjunta entre usted y su pareja. Transmitir a los hijos que uno de los padres quiere separarse y el otro no, sólo contribuirá a hacer más dolorosa la situación.
  • Si su pareja se niega a participar en la conversación, no hay que decirle a los niños que ella  es la culpable de su ruptura debido a que la cuestión de la culpa tan solo les concierne a los adultos y esto no debería ser una carga para los niños.
  • Aun cuando uno de los dos progenitores ha sido infiel y/o cruel con su respectiva pareja, lo más conveniente es tratar de evitar las palabras vengativas. Sin embargo, nunca han de mentir al niño y hacerle creer que por ejemplo papa es un santo, que sólo tuvo mala suerte y que es maravilloso. Así sólo lograrían confundirlo y harían que el niño se preguntara el porqué de la separación de ustedes.
  •  El niño tiene que ser informado:

– Sin información, los niños no pueden comprender; con verdades a medias o con argumentos engañosos, su hijo tenderá a fantasear.
– Es importante no informarle antes de que la decisión no esté tomada debido a que el niño entrará en un estado de ansiedad e incertidumbre.
– La información que se le de a su hijo debe de aproximarse lo máximo posible a la verdad, sin caer en pormenores que puedan ser dolorosos para el niño.

  •  Nunca deben decirle a su hijo cosas como estas:

– “Tu padre/madre nos deja. No entiendo como puede hacernos esto. Nunca me ha querido.”
– “Tu padre/madre tiene una aventura con otra/otro. Ha dejado de necesitarnos.”

  •  Hay que tener en cuenta que están tratando con niños menores:

– Estos niños no necesitan que se les den explicaciones largas y detalladas sobre la ruptura matrimonial de usted y de su pareja.
– Los pequeños de una edad comprendida entre los 3 a 8 años piensan en sus padres como una unidad indisoluble en lugar de pensar en una mamá y en un papá por separado. Por lo tanto, le deberán explicar que al progenitor que se va de casa no le pasará nada malo.
– “Los dos te seguimos amando”. Este es un mensaje muy importante para transmitírselo a su hijo.

  • Lo primero que sus hijos pueden pensar es: “Si mis papás ya no se aman, tal vez dentro de un tiempo dejen de quererme a mí también”. Este punto es muy importante dejárselo muy claro a los niños. Tendrán que decirles que ustedes pueden dejar de ser marido y mujer, pero lo que nunca podrán dejar de ser es padre o madre, eso es para siempre.
  •  Es conveniente que le describan la nueva casa del progenitor que se marcha del domicilio familiar con palabras sencillas.
  •  El tono de voz es igual o más importante que las palabras exactas que empleen, le ayudarán a trasmitir a su hijo la sensación de seguridad de que nadie va a desaparecer de su vida.
  •  “No es tu culpa”. Han de dejarle siempre bien claro que no son la causa de la separación de ustedes, que él no tiene la culpa. Un niño pequeño cree implícitamente que hasta sus pensamientos pueden hacer que las cosas sucedan de forma mágica.
  • Explíquenle su hijo que la separación evitará más infelicidad. También tendrán que exponerle que están pensando muchísimo a cerca de los mejores arreglos para cada miembro de la familia.
  •  Cuanto más participen los hijos en la toma de decisiones familiares, estarán más preparados a la hora de asumir sus propias decisiones en la vida.
  •  Pregúntenle si entiende lo que se le está diciendo. No es suficiente “decir y huir”. Explíquenle cuantas veces sea necesario la situación durante los días posteriores, dejando la vía libre para que sean ellos los que hagan las preguntas.
  •  Habrán de escuchar atentamente las palabras de su hijo. No le interrumpan ni den por sentado que saben lo que va a decir.
  • Empaticen con su hijo. Intenten ponerse en su piel.
  •  Si la situación lo requiere, consuelen al niño. Todo lo que necesitará será simplemente un buen abrazo o unas cuantas palabras cariñosas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s